top of page
  • Foto del escritorMaristas México Occidental

MI EXPERIENCIA MARISTA.

POR: MARÍA ZAMORA HERNÁNDEZ

REVISTA VOCES DE PROVINCIA \ BLOG III | VOZ EXPERTA

 


Lo que ha significado para mi ser laica Marista

Para mí, ser laica Marista es un modo de vida que he conocido desde pequeña, en la casa de mis padres. Allí empecé a conocer a algunos Hermanos Maristas y al ver su estilo de vida, su servicio, sus atenciones fraternas para con los demás, me hizo observar con más atención su modo de vida. Trabajé en varios colegios de la Provincia del Centro y así seguí conociendo más su vida sencilla y su misión.

 

Después, trabajando en los colegios de Monterrey combinaba el trabajo con mi vida personal y familiar, teniendo siempre presente la espiritualidad Marista que poco a poco he ido conociendo con más gusto.

 

Desde que se empezaron a formar las fraternidades, que al principio se llamaba “Familia Marista” he formado parte de este laicado marista, profundizando en el Carisma de San Marcelino, aprendiendo de los libros y documentos Maristas y compartiendo.

 

Lo que me ha exigido

El caminar en este Carisma me exige estar pendiente de mi familia, de mis semejantes, por lo menos los más cercanos. Me exige acoger, cuidar, vivir y compartir. Estudiar y reflexionar constantemente los documentos Maristas y así, estar atenta a los cambios actuales. También me anima y ayuda a profundizar en mi espiritualidad personal, a cumplir mis deberes de cristiana, procurando hacer vida cada día el Evangelio.

 

Lo que me ha cambiado

Más que cambiar mi vida, se ha ido moldeando en éste caminar como laica Marista que tanto me gusta y disfruto. Dando pequeños pasos cada día en mi oración, en el servicio diario y en el caminar junto a los “fraternos” (otros miembros), compartiendo lo aprendido.


Pienso que todavía tengo mucho por aprender para compartir, nunca será suficiente. Y como parte de una fraternidad, es necesario apoyar a todos para que la fraternidad crezca en su espiritualidad y en el servicio a los demás, siempre unidos como decía San Marcelino: “Que vean cómo se aman”. También es importante difundir el Carisma, que muchos más conozcan y palpiten con la espiritualidad Marista.

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page