top of page
  • Foto del escritorMaristas México Occidental

SENTIDO DE VIDA

Actualizado: 6 nov 2023

POR: ÁNGEL FABIÁN ABRAHAM JUÁREZ

REVISTA VOCES DE PROVINCIA \ AÑO II EDICIÓN 03 | VOZ ACTIVA

 

Mi nombre es Fabián tengo 20 años y soy estudiante de la Universidad Marista de Guadalajara. Aunque es poco tiempo el que llevo en el mundo universitario, he notado grandes modificaciones que se viven en esta nueva etapa de mi vida. Como cualquier otro joven de mi edad hay cosas que son bastante nuevas para mí, cada día adquiero nuevos conocimientos que me ayudan a generar experiencias de vida.



Sentido de Vida


Algo que en lo personal me emociona es cambiar drásticamente de ambiente como, por ejemplo, cada vez que termino una etapa escolar y paso a otra; conocer nuevas personas, hacer nuevos amigos y encontrar el amor quizás. Estas son las cosas que hacen que me dé cuenta de lo importante y sano que es cambiar de ambiente; es como si cada etapa que vivo fuera un capítulo de mi propio libro llamado vida y si algo no me gusta, simplemente cambio de página y continúo. El cambio de preparatoria a universidad fue algo muy marcado debido a que decidí mudarme a otra ciudad, fue todo nuevo; desde materias, compañeros y amigos nuevos, hasta llamar hogar a otro lugar que no fuera mi casa. Considero que ahí radica la importancia de vivir y dejarme llevar por mi intuición, este tipo de cambios son los que me hacen evolucionar como persona y forjarme como adulto y buen ciudadano.


Es con esta introducción desde donde quiero partir para darle una definición a “sentido de vida”, el cual para mí son todas estas razones que tengo para seguir adelante en mi vida, son todos estos aprendizajes que adquiero a lo largo de mi caminar y que me hacen modificar hacia dónde quiero dirigirme en el futuro, es la manera de darle una respuesta a la famosa pregunta de “¿Qué haré en el futuro?”.


Ahora bien, tomemos la palabra sentido como un sinónimo de dirección y entendiéndolo así, puedo decir que el sentido de vida también es la dirección a la que quiero llevar mi futuro. Por supuesto que hay que tener muy en claro que no todos queremos lo mismo.


Por ejemplo, quizás una persona ama practicar deportes y otra no, es ahí donde sus sentidos de vida difieren y se distinguen uno de otro. Poniéndome de ejemplo, mi sentido de vida es estudiar, acabar mi carrera y ser una buena persona con sueños y expectativas altas; pero no olvidemos que dentro de ese sentido de vida hay cosas que me impulsan a seguir adelante. Todos tenemos algo que nos ayuda a motivarnos, a seguir construyendo nuestro camino, en mi caso la ambición de tener un futuro prometedor rodeado de las personas que amo es lo que más me impulsa.


Día a día recibo esos pequeños empujoncitos por parte de las personas que están a mi alrededor; el anhelo de mi familia para verme convertido en un profesionista exitoso, los buenos consejos que me dan mis amigos, y por supuesto todo el apoyo que recibo de mi novia y de mi mamá para poder seguir siendo una persona enfocada en lo que hace y cumplir todas mis metas.


Ahora hablemos de otro aspecto que en lo personal considero que forma parte de este significado que le doy a “sentido de vida”. En mi vida existen varias cosas que considero fundamentales para componer mi sentido de vida y una de ellas sin dudas es aprender.


Quizás suene un poco a cliché, pero en verdad es algo que considero fundamental; y no hablo de la simplicidad de aprender una cosa nueva en la escuela, hablo sobre aprender de todo lo que me rodea, aprender sobre las personas que conocemos en la vida. Quizás el ejemplo más claro que se me viene a la mente es la familia, desde muy pequeños aprendemos costumbres familiares y ya sean buenas o malas nos ayudan a formarnos como personas.


Una vez que dejamos el núcleo familiar y nos vamos a las etapas escolares podemos ver cómo vamos aprendiendo muchas cosas nuevas a lo largo de todas estas facetas. Desde el kínder aprendiendo a colorear, hasta la universidad aprendiendo a derivar. Y claro que no hay que dejar de lado todo lo que aprendemos sobre cómo comportarnos en la sociedad, lo que aprendemos sobre relaciones interpersonales. De una u otra forma nos vamos haciendo una idea de cómo es en realidad el mundo que nos rodea y qué hacer para tratar de encajar en él. Son todos estos aprendizajes los que, por lo menos a mí, me van ayudando a encontrar ese camino para orientar mis acciones y seguir la dirección que quiero para mi futuro. Valoro mucho todo lo que puedo aprender de personas mayores porque ellos ya vivieron la mayoría de las cosas que estoy viviendo o que estoy por vivir. Nunca está de más tener un poco de ayuda en este juego llamado vida ¿No?


Si me preguntaran qué consejo le daría a alguien menor que yo sería este: Aprende todo lo que puedas de quien puedas, nunca sabes cuándo te será útil.


Y sí, quizás soy una persona joven que no tiene tanta experiencia en la vida como para dar una definición acertada de lo que es en realidad un sentido de vida, pero lo bonito de este tipo de dinámicas de introspección es eso, decir lo que piensas y lo que sientes desde tus experiencias, ya sean pocas o muchas, pero expresarte. Nunca hay que tener miedo de decir lo que piensas y sientes. Gracias.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page