top of page
  • Foto del escritorMaristas México Occidental

LA ESCUELA: ESPACIO SIGNIFICATIVO PARA EL CRECIMIENTO DE LOS NNAJ

Actualizado: 6 nov 2023

POR: HNO. HUGO PABLO VÁZQUEZ

REVISTA VOCES DE PROVINCIA \ AÑO II EDICIÓN 02 | VOZ ACTIVA

 

Se escucha por ahí: la juventud está perdida. La generación de cristal y los hijos tiranos. Esto es resultado de la misma cultura que hemos generado, en muchos casos podríamos decir que el problema no son nuestros niños, más bien nuestra cultura se ha centrado en prepararlos para enfrentar una cultura enferma con antivalores que los hacen más vulnerables y menos libres para actuar. De aquí que necesitamos como educadores y padres de familia, hacernos responsables y comprometernos en la formación de todos ellos. Es cierto, es un reto grande pero para nada imposible. Es necesario darles espacios donde se sientan seguros, tengan participación, vivan en un ambiente de paz, sana convivencia, puedan resolver conflictos, respeten y se hagan respetar para que puedan vivir plenamente.

Es importante reconocer que, para llegar a una verdadera cultura de paz, la formación en valores es crucial para mantener los procesos formativos que enfrentamos en la escuela. Considerando que la cultura juvenil ha venido cambiando, influida en muchos casos por los avances tecnológicos, y una cultura global, muchas veces con poca reflexión y sin discernimiento. Los niños y jóvenes enfrentan una realidad poco tamizada por los valores familiares y muchas veces movidos por el sentido de pertenencia al grupo de amigos, que los hace aceptar actitudes o acciones que ponen en peligro su persona. ¿Qué deberemos enfrentar como escuelas y familias para esta nueva cultura? Lo primero, es tomar conciencia de que ya no estamos formando a nuestros niños y jóvenes desde la imposición o desde la rigidez, si somos conscientes en este sentido, ya habremos enfocado la formación para llegar al corazón, mente y voluntad de cada uno de nuestros NNAJ.

Es imperativo que como educadores profundicemos varios temas que van a ayudar para el diálogo y el respeto como requisitos para generar un ambiente propicio para ellos y ellas. La calidez, el afecto y el trato a niños y adolescentes será la base para entrar en el diálogo. Además el reconocimiento de los logros alcanzados en la medida de sus posibilidades, así como la comunicación y el fomento de la confianza en sus buenas intenciones y capacidades darán mayor solidez a su formación humana y cristiana. Muchas veces en la escuela nos centramos en que los alumnos realicen trabajos y tareas, pero nos cuesta manejar la visión de la escuela como la ejercitación de lo que vendrá en el futuro, lo más importante: su vida. Las tareas y actividadesdeben ser significativas, y ayudarán a aprender permanentemente de los éxitos y fracasos de la vida modelados por las experiencias de la escuela y el acompañamiento de los educadores.


Para llegar a una verdadera cultura de paz, la formación en valores es crucial para mantener los procesos formativos que enfrentamos en la escuela.

Visto esto desde el ámbito de la fe, es importante que traigamos como educadores maristas, la experiencia de María como educadora de Jesús, para nosotros los maristas, María representa las cualidades más profundas de Jesús que por supuesto le aprendió a su madre, y que fue la misericordia, la ternura y la compasión. Esa es la mayor claridad que podemos tener con nuestros alumnos en la escuela o en la casa. Me imagino a María la buena Madre exponiendo a su hijo a diferentes experiencias que lo llevaban a la toma de conciencia de quién era él mismo, que lo iban llevando a crecer en sabiduría, estatura y gracia para con Dios y los hombres. (Cfr. Lc. 2, 52). Para finalizar, considero que las habilidades que en la escuela no podemos perder de vista son: el desarrollo de una buena autoestima, asertividad, control de los impulsos, regulación emocional, estrategias de afrontamiento del estrés, resolución de conflictos interpersonales, y sobre todo de una conciencia del otro que cohabita en esta casa común y nos invita a no perder jamás la brújula de la solidaridad para vivir en un mundo más humano al que todos aspiramos y en el que todos estamos llamados a vivir.


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page